El mundo está loco, la mujer despedida por ser muy bella

Discriminación por ser atractiva, te contamos las desventuras de una mujer que sufrió discriminación sexual por ser demasiado bonita

Fuente:  Xenophilius
Fuente: Xenophilius

En más de una ocasión desde monologos.com hemos dicho que hay muchas cosas extrañas sucediendo allá afuera. Por eso nuestra sección del mundo loco se dedica principalmente a videos extraños y situaciones que parecen sacadas de un relato absurdo, pero que han sucedido de verdad.

Hoy nos centramos en la discriminación sexual y en un caso muy extraño donde una mujer fue despedida después de 10 años de trabajo simplemente por ser atractiva. La historia tiene como protagonista a Melissa Nelson, una secretaria que fue despedida en 2010 por su jefe James Knight. ¿El motivo? La esposa del odontólogo Knight le habría ordenador despedirla ya que era “una amenaza para el matrimonio”.

La corte de Iowa se expresa

En una sentencia muy extraña, la corte de Iowa sostuvo que, pese a que el despido de Melissa se debió a su condición de ser muy bonita, eso no representa un caso de discriminación sexual. Nelson pidió al jurado que reconsiderará su decisión ya que semejante decisión estaría abriendo la puerta a los despidos y la discriminación laboral simplemente por la apariencia de las personas.

El caso es muy emblemático porque la corte está avalando que una relación laboral sea terminada simplemente porque una de las partes es considerada atractiva, algo que no tiene nada que ver con su desempeño profesional.

El odontólogo enamorado

Atraído por la belleza de su asistente, y con su esposa exigiéndole que la despida, James Knight no hizo otra cosa que justificar la discriminación laboral contra una mujer por considerarla irresistible. El abogado de Melissa Nelson sostiene que es un caso muy importante porque pone en discusión la discriminación que sufren decenas de mujeres día a día cuando no se les otorga un trabajo ya sea porque son demasiado atractivas o por el contrario, porque su apariencia no es lo suficientemente bonita en otros casos. El caso llega a nuestra sección del mundo loco pese a que han pasado unos años desde la decisión de la corte de Iowa porque hoy más que nunca hay que trabajar para generar conciencia y terminar con la discriminación sexual.

Tanto hombres como mujeres deben ser evaluados por sus condiciones profesionales a la hora de trabajar, y no por su apariencia. Distinto es si el trabajo está expresamente relacionado con la imagen, ahí queda en la decisión de cada empleador el tipo de modelo o actor o presentador que requieren para cada tarea, pero en la mayoría de los trabajos no se trata de una cuestión estética sino profesional, y allí la discriminación no puede tener cabida porque las aptitudes de una persona para trabajar no tienen nada que ver con su rostro o su cuerpo.

El caso de Melissa Nelson

En el video se puede ver el análisis del caso de esta asistente de odontólogo que termina siendo despedida cuando la esposa del doctor le avisa que de seguir trabajando con ella pondría en riesgo su matrimonio.

El odontólogo termina enamorado de su empleada por encontrarla muy atractiva, y por esa razón terminan despidiéndola para evitar poner en riesgo su matrimonio. Una decisión que la corte de Iowa terminó justificando ya que no se entiende que haya una discriminación por su condición sexual, sino por su belleza. En dicho caso el odontólogo también podría haber discriminado a un hombre muy atractivo. Sin embargo sigue siendo una decisión relacionada con una discriminación puramente estética aunque los jueces no hayan querido verlo de esa forma.

¿Es culpa de Melissa ser atractiva?

Luego de 10 años de trabajo Melissa Nelson se encontró sin trabajo debido a que su jefe se había sentido atraído por ella. ¿Es una razón suficiente para despedir a alguien? En la corte de Iowa decidieron que sí, pero más allá de la decisión del jurado lo que importa es entender cómo funciona la sociedad a la hora de tomar decisiones y juzgar este tipo de acciones.

El jefe busca proteger su familia porque se ha sentido atraído por otra mujer, pero a su vez la deja sin trabajo y ella también tiene una familia que dependía de ella para subsistir. Dado que el motivo del despido no está relacionado con aptitudes o habilidades laborales, visto desde afuera pareciera que el odontólogo es responsable de haber discriminado a Melissa por algo que está fuera de su control.

Una persona no decide ser atractiva o irresistible para las demás. Al final el que está en falta es el propio odontólogo. De todas formas el caso ya está cerrado y no sabemos que ha sido de la vida de Melissa Nelson, pero lo cierto es que hay una discusión que nos debemos como sociedad para entender qué tipo de acciones se encuadran como discriminación sexual y laboral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here