Leyendas urbanas sobre Adolf Hitler

Leyendas urbanas que se han expandido alrededor del mundo sobre Adolf Hitler

Fuente:  Wikimedia
Fuente: Wikimedia

En el mundo de las leyendas urbanas a veces hablamos de asesinos seriales, videojuegos misteriosos y personajes históricos. Hoy le toca el turno a Adolf Hitler, el líder nazi que persiguió a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial y puso en desencadenó la guerra más cruenta de la historia del continente europeo.

Era de esperar que una figura tan importante para la historia mundial estuviera envuelta en el misterio y las conspiraciones, por eso hoy analizamos cuáles son algunas de las mejores leyendas urbanas que giran en torno a este líder político y militar que puso en peligro el orden mundial y marcó el fin de la supremacía europea.

Hitler se escapó a Argentina

Entre las leyendas urbanas, las de grandes figuras que en realidad no murieron y se escaparon a otro país son muy habituales. Se dijo de Michael Jackson y de Elvis Presley, y también se dijo de Adolf Hitler que según un escritor se habría escapado a Argentina con el beneplácito de los Estados Unidos.

Esta leyenda urbana viene acompañada de diferentes documentos y elementos científicos que tratan de darle más sustento. Por ejemplo, un análisis de ADN realizado al cráneo que conservan los rusos del dictador alemán indican que no se trata del cráneo de Hitler, sino de otra persona.

El investigador argentino Abel Basti escribió los libros Hitler en Argentina y Bariloche Nazi y es uno de los convencidos de que Adolf Hitler no murió en su búnker en Berlín en 1945 sino que se escapó a América del Sur para terminar sus días sin ser reconocido.

También hay documentos del FBI que indican que las fuerzas de seguridad estadounidenses estaban buscando a Hitler en territorio Argentino. En caso de comprobarse esta teoría, se cambiarían años de mentiras porque la historia oficial dice que Adolf Hitler se quitó la vida en su búnker en la capital alemana cuando sabía que las fuerzas de los aliados llegarían para apresarlo.

Hitler y la lanza de Longinus

Es sabido que Hitler tenía un gran respeto por el ocultismo, por eso envío a muchos de sus soldados más confiables a buscar artefactos de gran poder místico. Una de las leyendas urbanas más extendidas sostiene que Hitler llegó a tener en su poder un artefacto maldito, la lanza de Longinus.

Esta lanza es la que utilizó el soldado romano para herir el costado de Jesús durante la crucifixión. En el siglo XX Hitler, conociendo su significado místico, se hizo con ella y planeaba utilizarla como amuleto para triunfar en su guerra en Europa.

Hitler confiaba en el poder mágico de la lanza sagrada. No se refería a sagrado en cuanto a bueno, sino a sagrado en cuanto a poderoso y recargado de energía mística. Era una de las claves para la victoria sobre los enemigos. Adolf Hitler estaba convencido de que la lanza era la señal de su destino, él tenía un destino místico y la clave era la llave para poder llevarlo a cabo.

Hitler despreciaba la casa de los Habsburgo y por eso se encargó de que los tesoros de esta familia, una de las grandes traidoras de la raza germánica, llegaran a sus manos. Adolf Hitler la tuvo entre sus más preciados tesoros, pero al igual que otras figuras de la historia, aquellos que poseen el control de la lanza y luego la pierden terminan cayendo en la desgracia.

Eso habría sucedido en el caso de Hitler porque los bombardeos de 1944 hicieron que se perdieran los tesoros cuando intentaban ser llevados a una bóveda de mayor seguridad para protegerla de los ataques aliados.

Al final la lanza de Longinus dejó de estar en poder de Hitler y poco después empezó la última etapa de la Segunda Guerra Mundial y las fuerzas alemanas empezaron a perder en todos los frentes. Ya no había vuelta atrás. La maldición de Longinus había atravesado las historias bíblicas y ahora le tocaba a Hitler vivir con la maldición.

Leyendas urbanas y figuras históricas

Hitler es solamente una más de las tantas figuras históricas que se ha visto envuelta en numerosos relatos místicos y leyendas urbanas. No es fácil determinar si estas leyendas son verdaderas o no, pero lo cierto es que para los amantes de las conspiraciones y los relatos misteriosos hay muchas claves que indicarían que en realidad Hitler no se suicidó y que las causas de su derrota en la Segunda Guerra Mundial no fueron estratégicas, sino místicas.

Ya sea que creas en los misterios sobre la leyenda de Hitler o sobre la lanza de Longinus, no dejes de mirar estas interesantes leyendas para aprender más sobre la historia del hombre que cambio la historia de Europa para siempre cuando intentó recuperar el poder alemán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here