Un ascensor con trampa

No se si pensar que el dueño de este hamster está buscando lo máxima comodidad para su mascota o lo que busca es torturarle un poco. El caso es que el pobre «disfruta» de un juguete en forma de ascensor, creado con piezas de Lego, que se eleva cuando se sube y baja cuando está descargado. La finalidad es que consiga saltar hasta un pequeño cobertizo, pero el pobre lo pasa un poco mal.

Tras muchos esfuerzos al final el pobre consigue su objetivo pero no sin antes pegarse unos cuantos porrazos. No se si pecaré de cruel, pero a mi me hacen mucha gracia las caídas del pobre ratoncíto.

Vía: No puedo creer…

Ir arriba