Hola Soy Germán y los tipos de gamers

Hola Soy Germán y el fenómeno de YouTube y las redes sociales, de Chile para el mundo

Fuente:  wikimedia
Fuente: wikimedia

Entre los bloggers y humoristas de Internet latinoamericanos, Soy Germán es uno de los más exitosos. Su nombre verdadero es Germán Garmendia y se dedica a la actuación y la música, logrando con algunas de sus creaciones subidas a YouTube superar el millón de espectadores y generando en personas de todas las edades deseos de lanzarse a hacer videos, contar chistes y hacer monólogos para entretener y ganar dinero. ¿Cómo se explica su éxito?

La popularidad de Hola Soy Germán en Internet le valió entrevistas con diferentes medios internacionales y al día de hoy, pese a que se nota una merma en el interés por sus publicaciones, sigue siendo uno de los referentes para youtubbers de América Latina.

Humor con lo cotidiano

Fuente:  LovaticDeathbat
Fuente: LovaticDeathbat

Lo más importante para entender el éxito de Hola Soy Germán es que habla acerca de cosas cotidianas y las trata con humor para que grandes y chicos se vean reflejados y entretenidos al hablar sobre hermanos, el trabajo, la escuela, las relaciones y muchas cosas más. Además hay que reconocerle un gran trabajo de imagen y sonido porque en todos los videos de Hola Soy German se presta mucha atención a los planos y a los efectos especiales y de sonido.

En entrevistas que ha concedido, Germán Garmendia explica que siempre intenta hacer un humor inocente, nunca burlándose del otro sino de uno mismo. Además de tratar temas con los que todos los espectadores pueden sentirse identificados (una ex novia por la cual hicimos alguna locura, un profesor que nos odiaba en la escuela), también utiliza la música para crear un ambiente ameno. En algunos de sus monólogos incluye canciones graciosas para darle más énfasis a lo que se dice o a crear un estribillo pegadizo que centre la atención del video.

La carrera de Garmendia, de YouTube al mundo

Fuente:  Facebook
Fuente: Facebook

Gracias al éxito de sus videos y la publicidad insertada en los mismos, Garmendia ahora se encuentra estudiando interpretación en Los Ángeles. Allí intentará repetir el éxito de figuras como JIm Carrey y Adam Sandler, sus actores favoritos.

Germán Garmendia también habla acerca de la inspiración para sus videos y sostiene que se trata de capturar escenas de la vida cotidiana y convertirlas en monólogos divertidos con los que la gente se pueda identificar. Es una descripción bastante general pero también muy certera porque al final lo que los buenos humoristas hacen es convertir lo cotidiano en algo absurdo y gracioso. Esa identificación del espectador es muy necesaria ya que de lo contrario no hay empatía y el monólogo pierde su efecto.

Germán y los tipos de gamers

Este uno de los videos más divertidos y vistos de Hola Soy Germán. Tiene 16 millones de reproducciones y está centrado en la experiencia de los gamers, o jugadores de videojuegos. Comienza relatando una triste realidad: en el modo online siempre te matarán velozmente.

No importa cuánto hayas entrenado, cuántas veces hayas logrado superar un nivel en el modo experto, siempre encontrarás a un jugador mejor que tu. Esto no quiere decir que mueras al segundo de ingresar a una sala, pero prepárate para morir porque esa es la gracia de los modos online. Siempre hay alguien allí esperando para demostrarte que puedes seguir mejorando.

En los juegos online también te enfrentas a una terrible realidad: los niños pequeños son los más despiadados. Nadie, pero nadie, insulta más que un niño pequeño cuando estás jugando online. No solamente te hacen sentir una mala persona si tus habilidades no son suficientes, además se acuerdan de insultar a toda tu familia porque gracias al anonimato que da Internet pueden darse el lujo de hacerse los malos.

Las preguntas del noob

Uno de los tipos de gamers es el noob, aquel que no tiene absolutamente ningún conocimiento de videojuegos y te bombardeará a preguntas en caso de que tu sepas algo. Pueden volverse muy molestos porque ni siquiera se animan a probar, simplemente preguntan todo lo que se les cruza por la cabeza. Desde ¿con qué botón salto? hasta ¿para qué lado hay que atacar?

El campero

El más aburrido y odioso de los gamers. Aquel que está acurrucado esperando a que alguien pase frente a él para asesinarlo. Pueden estar toda una partida escondidos en un rincón sin hacer absolutamente nada y en el momento en que menos lo esperas, luego de minutos de buscarlo, PUM te dispara y te mata. Son odiosos.

El anciano

Hay muchos más, pero para que sigan viendo hasta el final el monólogo de Hola Soy Germán sobre los gamers, les contamos por último acerca del anciano, ese gamer que se ha quedado en el tiempo y que en vez de aprovechar títulos nuevos siempre regresa al primer amor: nada supera un Mario Bros. o un Pac Man.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here