Guerra de bolas de nieve celestial

Las monjas son monjas, pero también son personas, e igual que todos, ante una buena nevada, siente la irrefrenable necesidad de agachar su cuerpo y congelarse los dedos mientras cogen la nieve para hacer una bola y lanzársela a alguien.

Eso es lo que se llama un «Zas! en toda la boca celestial»

monjas nieve

Pd. creo que puedo dar fe de que son realmente monjas, y no un montaje, por las gafas antiguas de metal dorado que lleva la «lanzadora de bolas» de la liga del Señor, igualitas que las que llevaban las monjas de mi colegio.

Vía: Friendfeed

Ir arriba