Cortacesped y marihuana: incompatibles

No se trata de ningún capítulo de Los Simpson pero la historia que llega desde Estados Unidos más bien parece una secuencia extraida de la serie de los muñecos amarillo que de la realidad.

Según las informaciones que llegan desde el otro lado del charco, un vecino de la localidad estadounidense de Glenn Falls (Nueva York) fue detenido el pasado fin de semana cuando la policía lo encontró conduciendo un cortacesped en plena calle y bajo los efecto de la marihuana.

El personaje se llama Donald L. Johnson, de 42 años, y su gracieta no ha quedado en una simple anécdota ya que ha sido denunciado por conducir bajo los efectos de las drogas, por conducir un vehículo de motor sin licencia específica para ello, por conducir sin matrícula y sin inspección técnica, por no usar luces y por no llevar cinturón de seguridad. Todos estos entre otros cargos hasta llegar a diez.

Todo esto os parecerá descabellado pero es que en el estado de Nueva York un cortacesped del tamaño del que se cuenta en esta historia (que no es ficción, sino realidad) es considerabo un vehículo a motor cuando se conduce en  la vía pública, y por tanto se le supone la misma normativa. Johnson dijo a la policía que iba a llevar el cortacésped a un pub irlandés para venderlo por 200 dólares. Ahora que lo pienso, la cosa sería más bien una mezcla entre Homer Simpson borracho y en calzones y el jardinero de «La que se avecina» fumaísimo y conduciendo el cortacesped.

Más le hubiese valido quedarse en casa.

Vía: ABC

Ir arriba