Cómo no utilizar una cinta andadora

Para todo en esta vida hay que tener arte, ya sea para andar por una pasarela, para bailar flamenco, para hacer los spaguettis o para correr (o andar) en una cinta andadora. De éste último supuesto, vimos un ejemplo hace poco de cómo hacerlo de forma curiosa y habilidosa, pero para como en este vida no hay jing sin su jang, e igual que unos lo hacen muy bien otros no tienen remedio. Yo después de estos dos ejemplos me voy a pensar muy mucho poner un pie en una de estas cintas.

Cómo no utilizar una cinta andadora 5

Cómo no utilizar una cinta andadora 6

Ir arriba