Bailando bajo la lluvia…. y bajo una tormenta

Los padres son muy sabios, eso es por todos conocido. Con el grado de padre poco a poco se va adquiriendo una sabiduría inusitada que les permite advertirnos de cualquier peligro. Por eso cuando nos dicen: «no andes descalzo y por el agua cuando hay tormenta». Seguramente tienen razón, le habrá pasado a alguien. Hasta ahora no conocía a nadie pero encontrado a alguien que no aprendió la lección.

Ir arriba