Marbella y los records Guiness

Diversos personajes se acercaron a la sede de la famosa Guía Guiness de records mundiales para «renovar sus títulos»:

Entró Cenicienta y a los cinco minutos salió llena de alegría:
– ¡¡Sigo siendo la más bella del Mundo 

Luego entró Pulgarcito y a los pocos minutos salía saltando y de lo más contento:
– ¡¡Todavía no hay nadie más pequeño que yo 
 
Entró Dumbo y enseguida salió feliz, batiendo sus orejas:
– ¡¡aun soy el único elefante volador 

Entró Alí Babá escoltado por sus 40 ladrones
–  A los 10 minutos salió rojo de la rabia, insultando y gritando en alta voz
– ¡¡¡¿¿Quién coño es la Alcaldesa de Marbella y sus concejales???

Ir arriba