Cosas que Hollywood nos ha enseñado sobre el ordenador

hollywood nos ensena sobre el ordenador

Las películas de Hollywood siempre han influido mucho en los conceptos que tenemos las personas sobre ciertas situaciones. En muchas ocasiones nos hacen tener imágenes que realmente no tiene nada que ver con la realidad.

En esta ocasión os queremos traer los mitos que las películas americanas nos han creado entorno a los frikis de ordenadores, imágenes que en muchos casos pueden ser ciertas, pero que en otros no tiene nada que ver con la realidad.

hollywood nos ensena sobre el ordenador

1. Los hackers siempre se visten raro. Además, siempre tienen cara de hacker, excepto cuando son mujeres. En ese caso, parecen ex-modelos. Hollywood es tan riguroso en este sentido que puede uno fácilmente establecer algunos silogismos. Por ejemplo, en The Matrix , Neo –Keanu Reeves– no tiene cara de hacker, pero se viste raro. Por lo tanto, es un hacker. Trinity se viste raro y además la actriz empezó como modelo –Carrie-Ann Moss–. ¡Super hacker! Acid Burn, en la película Hackers de 1995, se viste muy raro y además Angelina Jolie también empezó como modelo. ¡Hacker diplomada! (Me apuntan aquí que Hugh Jackman no cumple estos requisitos, en Swordfish . Error, el personaje tiene cara de mutante, o de otro modo jamás habría participado en X-Men .)

2. Los escritorios de los hackers están muy desordenados y con no menos de dos pantallas, usualmente LCD de 32 pulgadas widescreen.

3. Los hackers sólo comen pizza, y lo hacen mientras hackean algo.

4. Los nerds siempre usan anteojos, si son hombres, y en el momento de mayor tensión, estas gafas se les rompen. Si se trata de una mujer, será bella pero torpe, como Sandra Bullock en La Red . En ambos casos, tienen gravísimas dificultades para encontrar pareja.

5. Una persona puede leer el diario sólo con la luz que emite un monitor. Además, esta luz es constante, aún cuando esta persona esté moviendo ventanas y abriendo y cerrando programas.

6. Las pantallas de los hackers están repletas de ventanas, y en varias de ellas se listan cosas incomprensibles todo el tiempo.

Ir arriba