La soltera y el borracho

Una mujer estaba comprando en el supermercado, donde cogió una caja de leche, un cartón de huevos, un brick de zumo de naranja y un paquete de bacon.

Mientras ponía los artículos en la cinta de la caja, un borracho que había detrás de ella observaba con detenimiento cada uno de los artículos.

Al terminar, el borracho la mira y le dice: «Tú tienes que ser soltera«.

La mujer se quedó sorprendida por esta afirmación, pero a la vez intrigada, ya que ella realmente era soltera.

Miró todos los artículos que tenía sobre la cinta de la caja y no vió nada que pudiera haber hecho que el borracho dedujera que ella era soltera.

Al final, ganó la curiosidad y le preguntó al borracho: «Vale. ¿Sabes? Es verdad. Soy soltera. Pero…. ¿cómo lo has adivinado

El borracho contestó: «Porque eres muuuuuuuuuuuuuuuuuuu fea«

Ir arriba