La revolución de Star Wars Kid

Ser fan de Star Wars, intentar imitar a un Jedi y ser un poco patoso no debe ser una buena combinación y este vídeo es una muestra de ello. Su protagonista es un joven canadiense llamado Ghyslain Raza que, en el momento de la grabación del vídeo, tenía 14 años. Al joven no se le ocurrió otra cosa que irse al instituto, encerrarse en la sala de grabación del centro, coger una cámara y filmarse a sí mismo mientras imitaba a un personajes de la saga de Star Wars con una pértiga de recuperar bolas de golf como espada láser.

La historia podría parar aquí y quedar como un vídeo personal del chaval haciendo un poco el tonto si no fuese porque se dejó la cinta olvidada en la sala de grabación. Unos meses después sucedió lo que tenía que suceder: unos compañeros encontraron el vídeo y, tras desternillarse un rato, pensaron que sería divertido subirlo a Internet. Ese fue el principio de un calvario para el pobre Ghyslain.

No me extraña nada que al final tuviese que recibir tratamiento psicológico porque el pobre tuvo que soportar verse en la red con efectos especiales, en adaptaciones a películas (Star Wars, Harry Potter, Terminator….), ser un personaje de un videojuego o salir en capítulos de varias series de televisión como South Park o American Dad. Para ver todas las versiones sólo tenías que buscar en You Tube escribiendo «Star Wars Kid«.

Ir arriba