Reglas del fútbol callejero

¿Quién no ha jugado alguna vez de pequeño un partido de fútbol en mitad de la calle o en una pista de fútbol sin portería? Son cosas que hoy en día no se contemplan y que rara vez se ven ya por la calle de los pueblos.

Estos partidos tenían algo especial que lo asemejaban a un partido de la Champions League profesional. No sólo era disfrutar de la compañía de tus amigos, sino que te jugabas la honra de estar con el equipo campeón.

Como toda buena competición, estos partidos callejeros tenían una serie de reglas no escritas pero que eran de obligado cumplimento.

futbol callejero

Aquí están esas reglas no escritas. Si pensáis que faltan alguna, animaros a compartirlas con todos.

  1. El portero siempre es el más gordo.
  2. El partido nunca acaba en un tiempo establecido. Se acaba cuando todos están cansados.
  3. Da igual que un equipo vaya ganando 20-0. El partido siempre se termina con el “el que meta gana”.
  4. No existe la figura del árbitro.
  5. Sólo se pita falta si es muy muy clara o alguien sale llorando.
  6. No existe el fuera de juego.
  7. El dueño del balón no puede enfadarse. Si se enfada, adiós partido.
  8. Los dos más buenos nunca pueden jugar en el mismo equipo. Son quienes eligen.
  9. La barrera nunca está a la distancia reglamentaria.
  10. Algún vecino te tocará las narices y te dirá que no puedes jugar.
  11. Si eres el último en ser elegido, es una gran humillación.
  12. Son enemigos para siempre los jugadores del barrio más cercano.
  13. Los más malos del equipo solo pueden jugar de defensas o palomeros.
  14. Si llegan personas mayores a jugar, hay que abandonar la pista no sin antes protestar.
  15. Cuando por la calle pasan personas o coches, la frase “pies quietos” es la que manda. Nadie se puede mover de su sitio hasta que se reanude el partido.
  16. La portería está hecha con dos piedras o dos botellas. Nunca son del mismo tamaño.
  17. Apostar algo significa jugar una final.
  18. Impera la ley de la botella: quien la tira va a por ella.
  19. Si hay penalti, el gordo va fuera y se pone el más bueno.
Ir arriba