-

Los tres castigos chinos

El pueblo chino siempre se ha caracterizado por se un pueblo tranquilo y que parece que las cosas no van con ellos, pero todo el mundo conoce que una vez que se enfadan tienen muy mal genio.

Para que os podáis hacer una idea de hasta donde puede llegar el castigo chino, os dejamos un chiste donde podréis ver como se las gastan estos personajes si no se hace lo que dicen. Después de leerlo seguro que no se os pasa por la cabeza desobedecer una recomendación de un chino.

cosas que nunca diria un chino

Un americano llegó a una posada china y le preguntó al posadero, un anciano de 120 años de edad, si tenía un cuarto para pasar la noche.

Éste le respondió que sólo tenía una habitación en el tercer piso, junto al de su nietecita. Pero le advirtió de que si le pasaba algo a su nieta le aplicaría los tres castigos chinos. El tipo le aseguró que no iba a pasar nada y tomó el cuarto.

A la hora de la cena bajó por la escalera una dulce chinita de unos 20 años de edad, muy linda y sensual. Durante toda la cena la chinita no dejaba de mirarlo y el hombre no podía dejar de pensar en lo que le había dicho el anciano.

Pero cuando llegó la noche, el americano no pudo resistir la tentación y entró en el cuarto de la jovencita en el que pasó mucho, pero que mucho tiempo.

Cansado volvió a su cuarto a descansar y quedó profundamente dormido tras tanto ajetreo.

A la mañana siguiente, al despertar, se encontró con una roca inmensa encima de su cuerpo con un papel que decía: «PRIMER CASTIGO CHINO: roca de 50 kilos encima del cuerpo».

El tipo sonrió y pensó que si eso era lo peor que podía hacer el pobre anciano no iba a haber mayor problema.

Se levantó, cargó la roca y la arrojó por la ventana. Fue entonces cuando vió otro papel en el marco de la ventana que decía: «SEGUNDO CASTIGO CHINO: roca amarrada a testículo derecho».

El americano al ver como desaparecía la cuerda que amarraba la roca no se lo pensó dos veces y se tiró por la ventana. Mejor un par de huesos rotos que un huevo menos- pensó.

Pero cuando caía por el segundo piso pudo leer un gran cartel en la fachada que decía: «TERCER CASTIGO CHINO: huevo izquierdo amarrado a la pata de la cama».

Angelhttp://www.colorvivo.com
Me considero una persona que le gusta estar informado de lo que se mueve en el mundo de la tecnología y la programación. La lectura es otra de mis aficiones así como realizar escapadas al campo cada vez que tengo tiempo libre.

Lo último...

Créditos rápidos, ¿cuándo conviene solicitarlos?

Hay situaciones en las que los imprevistos, una mala planificación o la simplemente la necesidad de contar con una ayuda económica extra en un...

Material Escolar.es, la mejor App para vencer el aburrimiento

Muchos de vosotros estaréis conmigo en afirmar que el aburrimiento es una sensación muy mala. Cuando esto ocurre, el tiempo parece detenerse, llegando incluso...

Ganadores I Concurso de Monólogos Solidarios en Córdoba 2019 a favor de Adicor

El pasado 30 de noviembre se celebró el I Concurso de Monólogos Solidarios a favor de Adicor (Asociación para la Diabetes Infantil de Córdoba)....

Los 10 mejores monologuistas luchan por un pase a la gran final nacional

Este miércoles, día 30 de octubre, 10 aspirantes, llegados de todos los puntos del país, compiten por conseguir un puesto en la final del...

Apps para empresas: cómo elegir a un desarrollador de aplicaciones

En el actual ecosistema empresarial, inmerso en un proceso de digitalización, cobra especial relevancia los smartphones como uno de los principales gadgets que los...